Síndrome de Fatiga Crónica ¿Qué es y Como Combatirlo?

En el mundo hay miles de enfermedades que acechan la salud de las personas desde un simple dolor de cabeza hasta una enfermedad auto inmunitaria que puede terminar con la vida de una persona, pero también van surgiendo nuevas enfermedades que se convierten en un peligro y es que a pesar de que le medicina ha avanzado mucho también las enfermedades han ido evolucionando ante las medidas tomadas.

La fatiga crónica es una de esas enfermedades nuevas, recurrentes y que son resistentes a los medicamentos, por lo tanto es problema que debe de buscarse una solución muy rápida ya que cada vez se ven más casos, en si no se ha establecido una causa principal, es decir que no se ha podido detectar cual es el agente que causa esta infección pero si algunas posibles causas relacionadas.

Más información aquí => Causas de la fatiga crónica

La OMS ha catalogado la fatiga crónica como una enfermedad neurológica grave, algunos de los síntomas que se presentan son la afectación que provoca al sistema inmunitario, el neurológico, el cardiovascular y el endocrino, fatiga severa, sensibilidad o intolerancia a la luz, cambios de temperatura, fiebre, dolor muscular, faringitis crónica, desorientación espacial y muchos otros síntomas que puede provocar una inestabilidad en el cuerpo.

Para la fatiga crónica aún no existe un tratamiento que ayude a acabar con esta enfermedad pero si se pueden tomar cuidados personales que ayudaran a mejorar la calidad de vida:

  • Despertarse y acostarse a la misma hora todos los días es una buena medida.
  • Comer y hacer ejercicio en el mismo horario todos los días.
  • Crear un horario en el cuál vas a realizar todas las tareas cotidianas para que el cuerpo se adapte.
  • Ducharse por la mañana ayuda a relajar el cuerpo.
  • Abandona los malos hábitos como fumar, tomar alcohol, dormirse tarde, saltarse comidas, entre otros.
  • Iniciar una dieta para mantener estable tu peso, fortalecer hueso, músculos, etc.

Más información aquí => Tratamiento natural y famacológico para la fatiga crónica

Cuando el cansancio es crónico

Todos nosotros, en algún momento de nuestra vida creemos sufrir este padecimiento, pero deberás estar al pendiente de los síntomas, ya que muchas personas y profesionales no saben a ciencia cierta por qué es que aparece, y lo peor aún, hay muchos profesionales que no saben cómo podemos evitar este síndrome.

Mira más información aquí  => ¿Como saber si tengo fatiga crónica? test de diagnóstico

Es por este motivo que te queremos enseñar cómo es que este padecimiento te puede afectar y los principales síntomas de este padecimiento.

Mira más información aquí => Síntomas de la fatiga crónica

El tratamiento para el cansancio crónico es llevado a través de medicamentos antidepresivos, pero en algunos casos el tratamiento puede abarcar medicamentos que fortalezcan el sistema inmunológico. Pero sin lugar a dudas, los mejores tratamientos que pueden ser dados a un paciente, es el descanso, una alimentación balanceada con los suficientes minerales y nutrientes necesarios para su cuerpo y una actitud excelente ante la vida.

Fibromialgia y síndrome de fatiga crónica

Hay muchas personas que consideran que la Fibromialgia y síndrome de fatiga crónica son padecimientos iguales, pero esto es totalmente equívoco, ya que son enfermedades totalmente diferentes las cuales se presenta con síntomas parecidos.

Además de esto, estas dos enfermedades pueden aparecer en un mismo paciente. La mayoría de las personas que sufren el síndrome de fatiga crónica, tienen síntomas que se clasifican dentro de la Fibromialgia.

Es muy importante que las personas que sufren estos padecimientos tengan que ser diagnosticados de la mejor manera para poder enfocarse en un tratamiento terapéutico.

Éstas enfermedades han sido reconocidas por la Organización Mundial de Salud (OMS), mencionando que son muy parecidas en su síntomas y en sus características pero diferentes entre sí. Éste tipo de enfermedades son muy complejas, ya que son los genes los que se involucran dentro de la sintomatología, pero lo más curioso es que también actúan las influencias ambientales.

El cansancio, la fatiga y la desmotivación apesar de ser signos que usualmente la población toma como “flojera” puede que la realidad sea distinta. Probablemente estés atravesando un posible síndrome de fatiga crónica (SFC) y es de suma importancia que atiendas a este llamado que hace tu organismo. ¡No todo lo que brilla es oro! y al igual que para este caso, no todo cansancio debe interpretarse de la misma manera.

¿Sabías que existen varios tipos de fatiga?

La fatiga es un síntoma que traduce la sensación de agotamiento o dificultad para llevar a cabo actividades que requieran esfuerzo físico o intelectual inclusive aquellas de recurrencia cotidiana. Existen varios tipos de fatiga que surgen como consecuencia de distintos abordajes.

De acuerdo al tiempo, se distinguen:

Fatiga aguda

Duración menor a una semana.

Fatiga transitoria

Tiempo de duración menor a un mes. Asimismo y al igual que la fatiga aguda, ambas tienen un lapso de tiempo definido y existe una mejoría espontánea o con reposo.

Fatiga prolongada o persistente

Es aquella que se extiende por más de un mes. Suele ser producto de ciertas enfermedades o afecciones pero no constituye una patología per se.

Fatiga crónica

Su comportamiento puede ser continuo o intermitente a diferencia de las anteriores y debe prolongarse por más de seis meses para ser considerada como crónica. A su vez, si tiene una causa conocida se le asignará como fatiga crónica secundaria. Por lo contrario, si se desconoce su causa será clasificada como idiopática.

Según su origen la fatiga puede ser:

Normal o fisiológica

Se presenta posterior a algún ejercicio físico o mental de gran intensidad, no obstante la recuperación sobreviene al cesar la actividad o guardar reposo. Igualmente, existe correlación entre la actividad realizada y la intensidad de esta fatiga.

Reactiva

Es aquella que se desencadena como consecuencia de alguna circunstancia, tal como el estrés, falta de sueño, etc. También cesa al evitar el factor desencadenante.

Patológica

Ocurre sin relacionarse con el esfuerzo previo o persiste más allá del tiempo razonable de recuperación según la actividad realizada. No recupera con el reposo y no es superable con el esfuerzo o voluntad del sujeto.

¿Qué es el síndrome de fatiga crónica?

El síndrome de fatiga crónica es una entidad clínica establecida. Su definición ha sido bastante difícil de esclarecer para lo cual se plantea que debe cumplir ciertos criterios, tomando como base que se trata de una fatiga que persiste por más de 6 meses, desencadenándose independientemente del esfuerzo físico y/o mental que lleve a cabo el sujeto, llegando así a afectar significativamente la vida cotidiana.

Criterios que definen el síndrome de fatiga crónica

Éstos fueron establecidos por consenso de especialistas internacionales donde la versión más actualizada con la que se cuenta actualmente es la de Fukuda del año 1994, también denominados criterios internacionales para SFC. Los criterios son los siguientes:

Fatiga crónica persistente con duración mínima de 6 meses o de carácter intermitente, inexplicada, de nuevo inicio o que por lo menos éste sea conocido. No debe ser producto de esfuerzos recientes. No mejora con el descanso y compromete gravemente la actividad diaria del paciente.

Exlusión de otras causas potenciales de fatiga crónica.

Asimismo, de forma concurrente, el paciente debe presentas cuatro o más de los siguientes criterios durante 6 o más meses y de presentación posterior a la fatiga:

Deterioro de la capacidad de concentración o memoria reciente.

Dolor de garganta (Odinofagia).

Afección dolorosa de los ganglios linfáticos del cuello (cervicales) o axilares.

Dolores musculares (mialgias).

Múltiples articulaciones dolorosas (poliartralgias) que no se acompañan de manifestaciones inflamatorias.

Cefalea de reciente comienzo o que puede tener características distintas a la habitual.

Dificultad en el dormir, sueño no reparador.

Malestar posterior al esfuerzo con duración mayor a 24 horas.

¿Qué pasa si un paciente presenta fatiga crónica pero no se acompaña de los otros criterios?

Básicamente la afección de esta persona pudiera -dependiendo del contexto- ser catalogada como una fatiga crónica idiopática, es decir, que se desconoce su causa. Por supuesto, debe seguir siendo estudiada por todo un equipo de especialistas médicos.