Colchones y Almohadas Para la Fibromialgia ¿Cuales Elegir?

Un buen descanso es algo primordial para todo el mundo pero para las personas con fibromialgia mucho más.

Una noche de sueño reparador donde el dolor no nos impida dormir bien, supone un día mucho más liviano, incluso un buen día donde los síntomas son mucho menos intensos.

A la hora de dormir, las personas con fibromialgia pueden experimentar muchas molestias y dolor en distintas partes del cuerpo, debido a esto y a otros trastornos que provoca la enfermedad, dormir bien es una de las cosas más deseadas por las personas que la padecen.

Una de las formas de ayudarte a aliviar ese dolor y conseguir un mejor descanso, es tener un colchón y una almohada que se adapten lo mejor posible a tu condición y necesidades.

Colchón para la fibromialgia ¿Cuál se recomienda?

Al elegir un colchón hay que tener muy en cuenta que se adapten y amolden a todo tu cuerpo ya que es importante que las articulaciones y la espalda estén bien apoyadas.

Hay que optar obviamente por un colchón suave y confortable para el descanso pero con una firmeza adaptable que de sustentabilidad en zonas como espalda y cintura, puntos débiles que hay que cuidar.

Los colchones más recomendables para pacientes con fibromialgia o con dolor crónico son los colchones viscoelásticos ergonómicos de media dureza, ya que disminuyen los puntos de presión sobre el cuerpo y se adaptan al peso de cada persona de manera dinámica. También tienen la ventaja de hacer que la columna vertebral descanse en una posición más natural.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es la firmeza, una firmeza media ejerce menos presión por lo que ayuda a que la circulación de la sangre sea más fluida, esto hace que la sangre llegue mejor a las articulaciones y disminuyan las molestias. Normalmente la dureza de los colchones se mide del  al 6, por lo que estaríamos hablando de un colchón de firmeza 3.

Otra ventaja es que con este tipo de colchones se reducen los movimientos durante el descanso ya que reduce la presión en las distintas partes del cuerpo. Esta baja presión combinada con la buena sustentación y apoyo, hacen que este tipo de colchones sean sean recomendados para personas con fibromialgia o dolores crónicos.

Los acolchados de viscoelástica han sido recomendados para pacientes que tienen que pasar mucho tiempo en cama, como hemos comentado, porque ejercen menos presión y mejoran la circulación de la sangre.

Colchón Viscoelástico Supreme

Si estás buscando un colchón con estas características y vives en España, te recomendamos una oferta que hay en Amazon, se trata del colchón viscoelástico Supreme, está con un 85 % de descuento y es de muy buena calidad.

Cumple con las recomendaciones que hemos comentado antes además de algunas otras ventajas:

  • Sin puntos de presión sobre las 7 zonas de soporte del cuerpo
  • Fabricado con materiales naturales
  • Doble capa superior con sistema Air-Fresh
  • Núcleo de alta densidad moldeado Ergo-Form de 35 Kg.
  • Tejido con hilo de Lurex
  • Sistema Sanitized anti-hongos, anti-ácaros y anti-bacterias.
  • Transpirable con 3D anti-humedad en la capa inferior
  • Altura del colchón 27 cm.
  • Firmeza media

Puedes ver la oferta aquí

Si no te gustan los colchones vicoelásticos como alternativa tienes los de latex o los que combinan el muelle ensacado con viscoelástica, pero también de firmeza media ambos.

Sobrecolchones

Si no estás en disposición de comprar un colchón en estos momentos, siempre puede ser una buen alternativa el uso de algún sobrecolchón viscoelástico para poner encima del que ya tienes. Son más económicos y pueden suponer un alivio en los puntos de más presión. Las principales marcar de colchones como Flex, Pikolin o Tempur también fabrican sobrecolchones.

¿Y qué almohada comprar?

También es importante elegir una buena almohada para que las cervicales y la columna no sufran. En este sentido se recomienda una almohada viscoelástica de calidad ya que también se adapta perfectamente a la cabeza y cuello eliminando presiones para favorecer el descanso cervical, esta adaptabilidad distribuye la presión en la zona de la cabeza evitando así la aparición de dolencias musculares en la espalda y facilitando la circulación de la sangre.

Es decir, que este tipo de almohadas tienen las ventajas que hemos mencionado en cuanto a los colchones pero además de esta manera todo el cuerpo en equilibrio ya que estamos ejerciendo la misma presión y adaptabilidad dinámica.

Un ejemplo de este tipo de almohadas viscoelásticas son las almohadas CAMAPOLIS con tejido de Aloe Vera y doble funda (ver más información en el enlace).

Obviamente la elección de un colchón o de una almohada es algo muy personal, cada cual sabe que es lo que mejor se adapta a su cuerpo y a sus necesidades, cada persona es un mundo como se dice, lo que hemos querido compartir aquí son unos consejos generales basados en las recomendaciones médicas y en la experiencia de pacientes sobre los mejores colchones para la fibromialgia.

De los que lo han probado, casi todos coinciden que el mejor colchón es el viscoelástico, un colchón con usos ortopédicos y el que mejor de adapta al cuerpo para distintas necesidades. Pero su adaptabilidad para la comodidad de postura no es lo único que lo hace único, sino que tiene otras cualidades, como ser antialergénico y antibacteriano, lo mejor para los que somos sensibles.

Hay otros puntos a favor y a tener en cuenta:

  • Temperatura: estos colchones están hechos de un material especial que permite la circulación del aire en su interior, evitando que se genere humedad en su interior. Esto hace que también se adapte a la temperatura de su alrededor, por lo que si el colchón viscoelástico es realmente bueno, si introducimos un pedazo del mismo en el refrigerador, éste se congelará, haciéndose duro como un pedazo de madera.
  • Densidad y adaptabilidad: este tipo de colchones suele ser fácilmente adaptable al cuerpo, pero al comprar uno, debemos tener en cuenta de que la densidad sea apropiada para soportar nuestro cuerpo.
  • Marcas y certificados oficiales: al igual que ciertos tipos de instrumentos, estos colchones son también usados para fines ortopédicos, por lo que al comprar uno, ten en cuenta su certificado oficial de autenticidad, ya que si estas comprando un colchón viscoelástico falso, esto podría afectar negativamente tu condición.

¿Y tú? ¿Qué tipo de colchón y almohada usas?

Déjanos un comentario al final de esta página y cuéntanos tu experiencia, seguro que es de ayuda para otras personas con fibromialgia.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (31 votos, promedio: 3,97 de 5)
Cargando…

2 comentarios en “Colchones y Almohadas Para la Fibromialgia ¿Cuales Elegir?”

  1. Pues yo compré mi colchón en Bedland (lo cuento porque no se nombra en esta página y es para tenerlo en cuenta). Flex y Pikolin no me ofrecían (ojo, a mi modo de ver) una buena relación calidad precio. Tempur sí, pero Bedland tiene la misma calidad y con un precio mucho más bajo… Al final en Tempur pagas marca. Dudaba entre el modelo Physio y el ML800 y al final me decidí por el primero. Mucho más suave, y se moldea a la espalda.

    Estoy encantada y desde entonces mis dolores han mejorado… A ver, tenemos fibromialgia. Siempre duele algo, pero se nota. El colchón ya no se clava y me levanto muy descansada, como nueva.
    Ayuda a sobrellevar el día.

    Eso sí, recomiendo compra en tienda, por el asesoramiento de las chicas…

    Un saludo, y a por la vida!!!!

  2. Mi mujer tuvo uno que no recuerdo la marca com tejido tencel que para ella fue una bendición y también me han hablado muy bien de uno que se llama Farmagold porque tiene propiedaes para el dolor.
    Sin dolor se vive mejor…

Deja un comentario